Biden cree que es «improbable» que el misil que impactó en Polonia se disparara desde Rusia

Biden cree que es "improbable" que el misil que impactó en Polonia se disparara desde Rusia

El presidente estadounidense, Joe Biden, considera que es “improbable” que se disparara desde Rusia el misil que provocó una explosión en Polonia, en una localidad cerca de la frontera con Ucrania. El mandatario estadounidense ha explicado que el G7 y la OTAN apoyarán la investigación del Gobierno polaco sobre el incidente antes de dar “más pasos”.

Preguntado por la prensa sobre si el misil fue disparado desde Rusia, Biden ha afirmado: “Hay mucha información que contradice eso. No quiero decirlo hasta que investiguemos por completo, pero es improbable debido a la trayectoria que fuera disparado desde Rusia”.

Tres fuentes de la inteligencia estadounidense dijeron el miércoles a la agencia Associated Press (AP) que "el análisis preliminar sugiere que el misil fue disparado por las fuerzas ucranianas contra un misil ruso entre la oleada de ataques contra la infraestructura eléctrica de Ucrania el sábado".

El Ministerio de Exteriores de Polonia, por su parte, ha dicho que el misil que ha caído es de “fabricación rusa” y ha confirmado la muerte de dos ciudadanos polacos. El presidente de este país, Andrzej Duda, ha llamado a la calma y ha dicho que la investigación continúa en la zona de la explosión: “La protección de Polonia se ha reforzado. No hay indicios de que vayan a producirse más incidentes de este tipo”. 

Este miércoles se celebra una reunión de emergencia de la OTAN en Bruselas a petición del Gobierno polaco, que considera invocar el artículo 4 del tratado de la Alianza, según el cual los aliados “se consultarán cuando, a juicio de cualquiera de ellos, la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las Partes esté amenazada”.

Medios como la agencia de noticias AP informaron en la tarde del martes sobre el impacto de misiles rusos citando fuentes de la Inteligencia de Estados Unidos. El Pentágono solo dijo en público que estaba investigando el incidente y no podía confirmar la autoría. Y la declaración del Ministerio polaco posterior, que informa de que el misil es “de fabricación rusa”, no aborda las circunstancias de la caída. Los principales analistas militares están siendo cautos, a la espera de más información.

El líder estadounidense ha hecho estas declaraciones al final de una reunión de los líderes del G7 y de la OTAN en los márgenes de la cumbre del G20, que se celebra en la isla indonesia de Bali. En ese encuentro, los líderes acordaron "por unanimidad" apoyar la investigación de Polonia para determinar "exactamente qué pasó" antes de dar "más pasos" de manera colectiva, detalló el presidente.

Durante el encuentro, según Biden, los líderes del G7 y la OTAN también abordaron los "brutales" e "inhumanos" ataques que ha lanzado Rusia en las últimas horas contra diferentes regiones de Ucrania, incluida la capital, y que han provocado importantes cortes del suministro eléctrico.

"En un momento en el que el mundo se ha unido en la cumbre del G20 para urgir a una desescalada, Rusia continua eligiendo el recrudecimiento (de la guerra) en Ucrania. Había restos y restos de misiles en el oeste de Ucrania. Apoyamos a Ucrania en este momento y haremos todo lo necesario para que puedan defenderse", ha dicho Biden.