Bruselas pide a Qatar avances en derechos humanos «más allá del glamour» del Mundial

Un Mundial cuestionado. Para algunos, como la Comisión Europea, supone "una buena oportunidad para hablar de derechos humanos en Qatar", si bien la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, quien ha participado en el debate en el pleno del Parlamento Europeo, ha afirmado que "Qatar ha mejorado, ha desmantelado el sistema kafala, que hacía que los migrantes dependieran de sus empleadores, y ha aprobado una ley contra la discriminación en el salario".

Sin embargo, ha proseguido: "La senda de los derechos humanos en Qatar no ha terminado, es un camino que sigue, hay retos pendientes. La UE ha aprobado una estrategia de igualdad de género, no vamos a sacrificar ni principios ni valores, hay que abrazar la diversidad. Cada vida perdida, cada muerte, es una tragedia. Quiero recalcar que la UE va a seguir de cerca la evolución de los derechos humanos en Qatar. Pedimos al Gobierno que vaya más allá del glamour de este evento deportivo, y más allá de la final del 18 de diciembre".

De acuerdo con algunas informaciones, han muerto hasta 6.500 personas en las obras del Mundial, si bien ha dicho Kyriakides que la OIT habla de 50 personas muertas y 500 heridas en la construcción de los estadios: "Es importante que sigamos trabajando para tratar los retos pendientes. Qatar tiene una oportunidad para demostrar que quiere continuar en el sendero de la apertura y modernización".

El eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar, ha afirmado en el pleno de Estrasburgo: "Este Parlamento no puede revisar la decisión de la FIFA; ni que cualquier relación con un país tercero exija los mismos estándares. Pero sí que la relación de cooperación esté vinculada a progresos tangibles. Y este es el sentido de este debate".

El copresidente de los Verdes en la Eurocámara, Ernest Urtasun (En Comú Podem), ha dicho durante el debate: "Le han robado el sueño del Mundial a millones de aficionado. Una sede que ha costado hasta 6.500 muertos, un coste climático altísimo y los futbolistas jugando en estadios climatizados. Y vemos a la FIFA prohibiendo manifestaciones de solidaridad con los colectivos LGTBI. Exigimos que se pida a la FIFA que deje manifestarse a los futbolistas y que haya un fondo de compensación por los muertos fallecidos en la construcción de la sede".

El eurodiputado de Anticapitalistas, Miguel Urbán, por su parte, ha criticado duramente la sede del Mundial: "Es otro ejemplo de cómo se utilizan grandes eventos para lavar la cara de regímenes autoritarios, lanzar el mensaje de que el dinero está por encima de los derechos humanos. Es un Mundial manchado con sangre, mientras la FIFA y sus corruptelas llevan sus bolsillos y se vetan brazaletes LGTBI. Si no lo podemos evitar, boicot al Mundial de Qatar".

Ana Miranda, eurodiputada del BNG, ha manifestado: "La FIFA ha metido el gol del dinero y de la corrupción. A nosotros sí nos importan los derechos de los trabajadores y de las personas LGTBI. El deporte es más que dinero, no nos gusta tener relación con un país homófobo, machista y esclavista".