El Gobierno británico sube los impuestos a los más ricos y a las energéticas

El Gobierno británico sube los impuestos a los más ricos y a las energéticas

El Gobierno del conservador Rishi Sunak ha dado a conocer este jueves en el Parlamento su muy esperado plan para atajar la crisis por el alza de la inflación. El ministro de Economía, Jeremy Hunt, ha anunciado subidas de impuestos a fin de reducir la deuda neta en relación al producto interior bruto (PIB) para 2028.

El canciller ha defendido ante los diputados que sus planes abordarán la crisis del coste de la vida, "reconstruirán" la economía británica y reducirán el endeudamiento en los próximos años, pero ha reconocido que el país está en recesión.

Lo ha hecho durante la presentación en la Cámara de los Comunes la llamada "Declaración de Otoño", que contiene detalles del presupuesto del Ejecutivo conservador. Con las subidas impositivas y la reducción del gasto, el Gobierno prevé generar 55.000 millones de libras (unos 63.000 millones de euros) en los próximos cinco años. 

Hunt ha anunciado que el umbral de ingresos a partir del cual se pagará la banda más alta del impuesto sobre la renta, del 45%, se reducirá de 150.000 libras (171.000 euros) a 125.140 libras (143.240 euros). También se congelará el mínimo de ganancias anuales libres de impuestos a fin de incluir a más contribuyentes en los próximos años.

El canciller ha confirmado que el sector energético se verá afectado por una subida al 35% del impuesto extraordinario a sus abultados beneficios, en lugar del 25%, desde el 1 de enero hasta marzo de 2028.

"No tengo ninguna objeción a los impuestos extraordinarios si se trata realmente de beneficios extraordinarios causados por aumentos inesperados de los precios de la energía", ha dicho Hunt. "Pero cualquier impuesto de este tipo debería ser temporal, no disuadir la inversión y reconocer la naturaleza cíclica de muchos negocios energéticos".

También se introducirá una tasa temporal del 45% sobre las generadoras de electricidad. Hunt ha explicado que, en total, estos impuestos permitirán recaudar 14.000 millones de libras. Por otro lado, los vehículos eléctricos dejarán de estar exentos del impuesto de circulación a partir de abril de 2025.

Las pensiones y los subsidios estatales subirán un 10,1% el próximo año, en línea con la inflación. También habrá un aumento en el salario mínimo desde el nivel actual de 9,50 libras por hora a 10,42 libras para mayores de 23 años a partir de abril.

Hunt ha dicho que la inversión estatal, que incluye ayudas, ahora reducidas, a la factura energética, seguirá creciendo "en términos reales" en los próximos cinco años "pero a menor ritmo", y ha asegurado que se priorizarán los servicios públicos básicos. Los ministerios tendrán que hallar "medidas de eficiencia" para compensar la alta inflación y Defensa tendrá un presupuesto equivalente a un 2% del PIB.

El Gobierno ha estado trabajando en los nuevos planes desde que Rishi Sunak asumió el cargo primer ministro el pasado 25 de octubre, después de que su predecesora, Liz Truss, se viera forzada a dimitir a raíz de las turbulencias que su programa económico, con recortes fiscales, había provocado en los mercados financieros.

Hunt se ha referido al llamado el 'minipresupuesto' de su predecesor en el cargo, Kwasi Kwarteng, y ha dicho que "tenía razón al identificar el crecimiento como una prioridad", pero "los recortes fiscales sin financiación son tan arriesgados como el gasto sin financiación, y por eso hemos revertido las medidas previstas".

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, en inglés), que supervisa las cuentas públicas de Reino Unido, estima que el país ha entrado en recesión y que la inflación británica se situará este año en el 9,1%, según ha anunciado Hunt. La OBR prevé que la inflación se sitúe en 2023 en el 7,4%.

El ministro ha señalado que el producto interior bruto (PIB) del país crecerá el 4,2% en 2022, para luego caer un 1,4% en 2023 y subir en 2024 el 1,3%, el 2,6% en 2025 y el 2,7% el año siguiente.

La OBR, que ha vinculado el fuerte incremento de la inflación al alza de los precios energéticos a nivel global, calcula que la tasa de desempleo en Reino Unido pasará del actual 3,6% al 4,9% en 2024 antes de bajar al 4,1% el año siguiente.

Reino Unido se endeudará este año fiscal (de abril a abril) en 177.000 millones de libras (201.780 millones de euros), lo que equivale a un 7% del PIB británico, mientras que en 2024 espera hacerlo en 140.000 millones de libras (159.600 millones de euros) –el 5,5 % del PIB–.

La deuda acumulada del Reino Unido empezará a bajar del 97,6% en el año fiscal 2025-26 al 97,3% en 2027-2028.