El Parlamento de Rusia aprueba la ley que prohíbe la «propaganda LGTB» entre adultos

El Parlamento de Rusia aprueba la ley que prohíbe la "propaganda LGTB" entre adultos

La Duma del Estado, la cámara baja de Rusia, ha adoptado este jueves una polémica ley que prohíbe la "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales" en los medios de comunicación, internet, la publicidad, la literatura y el cine entre los adultos, e introduce multas cuantiosas por violar la legislación.

Esta ley amplía una conocida ley de 2013 que prohibía la "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales" entre los menores y que se utilizó para detener a activistas de los derechos LGTBI, según informa The Guardian.

"Prohibida la promoción de relaciones sexuales no tradicionales. Será sancionada cualquier propaganda de relaciones sexuales no tradicionales. También se ha introducido una prohibición a la promoción de la pedofilia y el cambio de sexo", informa la Duma en un comunicado tras adoptar en tercera y última lectura la ley.

Según explica la Duma, de acuerdo con la nueva legislación, los individuos pueden ser multados con hasta 400.000 rublos (6.300 euros) y las organizaciones con hasta cinco millones de rublos (79.400 euros) por violar "la prohibición de propaganda de relaciones o preferencias sexuales no tradicionales entre personas de cualquier edad", mientras que los extranjeros podrían enfrentarse a la expulsión de Rusia.

Se espera que el presidente ruso, Vladímir Putin, firme la legislación en los próximos días.

La legislación supone un importante endurecimiento de la ley actual, ya que amplía la prohibición de "propaganda LGTBI" entre menores a los adultos. La víspera, la Duma adoptó la legislación en segunda lectura e introdujo además una serie de enmiendas al texto para ampliar su alcance a la pedofilia y la reasignación de género.

El proyecto de ley ha sido duramente criticado por asociaciones LGTBI y organizaciones de defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), que ya señaló tras la primera lectura que la legislación enmendada aumentará la homofobia con el permiso del Estado ruso y que alcanzará un nivel completamente nuevo.

"El nuevo proyecto de ley de 'propaganda gay' no solo priva descaradamente a las personas LGTB de su derecho a la libertad de expresión y respalda su discriminación, sino que probablemente también dará lugar a un aumento de los ataques violentos y otros delitos motivados por el odio contra ellas", dijo la directora para Europa del Este y Asia Central de AI, Marie Struthers.

"Este proyecto de ley es un intento más de discriminar y degradar la dignidad de la comunidad LGBT. La iniciativa es también un insulto a la sociedad en su conjunto por lo absurdo de su argumentación y su desconocimiento de los derechos humanos: los diputados sugieren que la población adulta sin discapacidad no está en condiciones de elegir qué decir, ver y leer", dijo en octubre la organización Red LGBT de Rusia.

Unos 400 diputados, incluido el presidente de la Duma Viacheslav Volodin, participaron en la redacción de la ley, justificada por el presidente de la cámara baja como una "solución que protegerá a nuestros niños, el futuro del país, de la oscuridad que se extiende por EEUU y los Estados europeos".

La legislación, que ahora pasa a la cámara alta, considera propaganda "la difusión de información o acciones públicas dirigidas a la formación de actitudes sexuales no tradicionales, su atractivo y de ideas distorsionadas de la equivalencia social de las relaciones sexuales tradicionales y no tradicionales".

El texto introduce la prohibición de "la propaganda de relaciones no tradicionales", así como la prohibición de la difusión de información sobre las personas LGTBI en los medios de comunicación, internet, la publicidad, la literatura y el cine. También están prohibidos "llamamientos" al cambio de sexo entre adolescentes en estos medios de difusión.

Además, establece la prohibición de emitir un certificado de distribución a una película que contenga materiales que promuevan relaciones y preferencias sexuales "no tradicionales".

La ley prevé la introducción de un mecanismo que restrinja el acceso de los niños a escuchar o ver información LGTBI en servicios de pago, de manera que se exigirá la introducción de un código u otro tipo de medida para confirmar la edad del usuario. Al mismo tiempo, se prohíbe el acceso a la información LGTBI a los menores de 18 años. La legislación decreta además la prohibición de la venta de bienes, incluidos los importados, que contengan información LGTBI.