El Tribunal Supremo británico dice que Escocia no puede celebrar un referéndum de independencia unilateral

El Tribunal Supremo británico dice que Escocia no puede celebrar un referéndum de independencia unilateral

La corte más alta de Reino Unido, el Tribunal Supremo, ha dictaminado por unanimidad que el Parlamento escocés no es competente para legislar sobre un nuevo referéndum de independencia sin el consentimiento del Gobierno de Londres.

En la consulta de 2014, que fue consensuada, la permanencia en Reino Unido se impuso por 55% a 45%

El Ejecutivo regional dirigido por el independentista Partido Nacional Escocés (SNP) aspiraba a organizar otro referéndum el 19 de octubre de 2023 y, ante la negativa de Londres, quería saber si está o no fuera de sus competencias.

En la introducción del proyecto de ley, el pasado verano, la abogada general de Escocia, Dorothy Bain, admitió “no tener el necesario nivel de seguridad” de que fuera competencia del Parlamento escocés, y por ello se remitió a la más alta instancia judicial del reino.

Bain había argumentado que cualquier referéndum sería "consultivo" y no tendría ningún efecto legal en la unión. El Gobierno de Reino Unido argumentó lo contrario, que toda la elaboración de leyes constitucionales está reservada a Westminster.

Están previstas concentraciones por toda Escocia, las principales de ellas en Edimburgo a las puertas del Parlamento y Glasgow.

Los sondeos muestran una sociedad dividida por la mitad (49% a favor de la independencia por un 51% en contra), con posiciones más estrechas que en el resultado de 2014 (45% a 55%).