La Justicia rechaza la petición de Bolsonaro de anular las elecciones y le multa con 4,2 millones de dólares

La Justicia rechaza la petición de Bolsonaro de anular las elecciones y le multa con 4,2 millones de dólares

La Justicia electoral de Brasil ha rechazado el recurso interpuesto por el partido del presidente Jair Bolsonaro. En su recurso se solicitaba la anulación de los votos emitidos en los comicios del mes pasado a través de cinco modelos de urnas electrónicas, denunciando un supuesto fraude en las elecciones en las que se impuso Luiz Inácio Lula da Silva.

El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, ha negado la solicitud de verificación extraordinaria del resultado de la segunda vuelta electoral del 30 de octubre. Además, el Tribunal ha multado con 4,2 millones de dólares al partido de Bolsonaro.

El magistrado ha asegurado que el Partido Liberal (PL) no ha presentado evidencias que sirvan para demostrar la sospecha de un fraude electoral y para justificar la reevaluación de los votos. El Tribunal ya les había advertido de esta falta de pruebas y les había otorgado un plazo de 24 horas para ampliar la demanda.

El presidente del PL, Valdemar Costa Neto, ha asegurado en un comunicado que de los seis modelos de urnas electrónicas utilizados, solo uno es “perfectamente auditable” y ha insistido en que en los otros modelos hubo “fallas irreparables”. El denunciante se había reunido con Bolsonaro y fue el mismo presidente en ejercicio quien había redactado la denuncia de fraude. Hasta el miércoles, el político no había vuelto al Palacio del Planalto, la sede del Gobierno. Fueron 19 los días que estuvo recluido en la residencia oficial, de cuyas dependencias casi no había salido desde la derrota electoral en el balotaje.

El recurso presentado por sus aliado está firmado por el abogado Marcelo Luiz Ávila de Bessa y cita un informe de auditoría técnica realizado por el Instituto Voto Legal (IVL), contratado por el PL, que encontró supuestas “pruebas concluyentes de mal funcionamiento de las máquinas de votación electrónica”.

Las urnas en cuestión, según la denuncia, corresponden a modelos anteriores a 2020. Según el Tribunal Superior Electoral, que consideró "absolutamente falsos" los argumentos presentados, el recurso fue "ostensiblemente ofensivo al Estado Democrático de Derecho y realizado de manera inconsecuente, con el propósito de alentar movimientos delictivos y antidemocráticos".

Además, según el juez, estas insinuaciones de fraude electoral se han manifestado con "amenazas graves y violencia" en los bloqueos de carreteras de todo el país. “Los votos válidos y auditables de la segunda vuelta de las elecciones de 2022 dan fe de un resultado diferente al anunciado por este TSE el 30/10/22, otorgando una posición preferencial de 51,05% de la población al presidente Jair Bolsonaro”.

EG desde San Pablo y agencias