La leyenda del fútbol iraní Ali Daei rechaza ir al Mundial en solidaridad con las protestas de su país

La leyenda del fútbol iraní Ali Daei rechaza ir al Mundial en solidaridad con las protestas de su país

La leyenda del fútbol iraní, Ali Daei, máximo goleador de la selección, anunció el martes que había rechazado una invitación de la FIFA y la Federación de Fútbol de Qatar para asistir al Mundial como muestra de apoyo a las manifestaciones que vive el país desde el mes de septiembre. "Rechacé la invitación oficial. Prefiero estar junto a vosotros en mi país y expresar mi simpatía con todas las familias que han perdido a seres queridos estos días", dijo. El exjugador marcó 109 goles con Irán entre 1993 y 2006, un récord roto por Cristiano Ronaldo el año pasado.

"Espero mejores días para Irán y los iraníes", finalizó el exdelantero del Persépolis. El exjugador ya ha mostrado en otras ocasiones su apoyo a las protestas desencadenadas en septiembre tras la muerte de Mahsa Amini, quien murió bajo custodia policial tras ser detenida por la policía de la moral por llevar mal puesto el velo. "En lugar de represión, violencia y de detener a los iraníes, solucionen sus problemas", escribió Daei en Twitter en septiembre.

En esta última semana, se han aprobado las dos primeras sentencias de muerte en el país por las movilizaciones tras la muerte de Mahsa Amini. Según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo, al menos 326 personas, entre ellas 43 menores de edad, han muerto por represión policial durante las protestas.

Daei no es el único deportista que protesta contra el Gobierno. El mes pasado, un grupo de figuras del deporte pidieron a la FIFA suspender a la federación iraní y vetar su participación en el Mundial de Qatar. La carta estaba firmada, entre otros, por Mohammad Reza Faghani, árbitro de la FIFA; Vahid Sarlak, campeón de judo de Asia; y Shiva Amini, exjugadora de la selección de fútbol sala.

La semana pasada, la Federación de Fútbol de Irán (FFIRI) afirmó en un comunicado que castigará a los jugadores que realicen gestos políticos. La declaración de la organización responde a la celebración de Saeed Piramum, jugador de la selección de fútbol playa, tras marcar gol ante Brasil en la final de la Copa Intercontinental de Fútbol Playa en Emiratos Árabes. Piramum realizó un gesto en el que simulaba que se cortaba el pelo, símbolo de apoyo a los manifestantes en Irán. El gesto lo han repetido simpatizantes por todo el mundo.

Durante las primeras semanas de protestas en el país, varios futbolistas mostraron su apoyo a las movilizaciones, como ocurrió durante el partido de Irán contra Senegal el pasado 27 de septiembre, cuando los jugadores iraníes escucharon el himno con chaquetas negras, tapando el escudo de la selección. 

También, el delantero iraní del Bayer Leverkusen, Sardar Azmoun, dijo a través de sus redes sociales que no podía quedarse callado "con lo que ha sucedido con Mahsa Amini". "Si el castigo es ser expulsado de la selección nacional, es un pequeño precio a pagar", dijo. El jugador sí que jugará el Mundial.

Preguntado por los periodistas, el entrenador de fútbol de la selección iraní, Carlos Queiroz, dijo el martes durante una rueda de prensa que "los jugadores son libres de protestar como lo harían si fueran de cualquier otro país, siempre y cuando se ajuste a las reglas de la Copa del Mundo y esté en el espíritu del juego". "Todo el mundo tiene derecho a expresarse", dijo el seleccionador. "Ustedes están acostumbrados a doblar las rodillas en los partidos [protesta contra el racismo] y algunas personas están de acuerdo y otras, no. En Irán es exactamente lo mismo".

Cuando un periodista británico le preguntó si estaba cómodo representando en el Mundial a un país que reprime los derechos de las mujeres, el seleccionador ofreció otra polémica respuesta: "Para responder a esa pregunta no pongas palabras en mi boca que no he dicho y te pregunto cuánto me paga tu empresa por responder a esa pregunta. También creo que deberías empezar a pensar lo que ocurre con los inmigrantes en Inglaterra".

Según EFE, el expresidente de la FIFA Joseph Blatter, inhabilitado desde 2015 por sospechas de corrupción y absuelto este año, aseguró el pasado viernes en una entrevista que si continuara en el cargo habría excluido a Irán del Mundial.

Además, tachó de "incomprensible" que el actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, no se haya posicionado sobre Irán tras meses de protestas. Durante esta entrevista, el expresidente reconoció que la elección de Qatar como sede de la Copa del Mundo, anunciada por él mismo en 2010, fue "un error".