La ONU investiga los vídeos sobre la muerte de varios soldados rusos capturados por fuerzas ucranianas

La ONU investiga los vídeos sobre la muerte de varios soldados rusos capturados por fuerzas ucranianas

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU está estudiando una serie de vídeos en los que las fuerzas armadas ucranianas supuestamente matan a varios soldados rusos en aparente proceso de rendición después de que uno de ellos disparase contra sus captores, a medida que aumenta la presión sobre Ucrania para que esclarezca lo ocurrido.

"Estamos al tanto de los vídeos y los estamos investigando", dijo el viernes a Reuters Marta Hurtado, portavoz de la oficina de la ONU. "Las denuncias de ejecuciones sumarias de personas fuera de combate deben ser investigadas de forma rápida, completa y efectiva, y sus autores deben rendir cuentas".

The New York Times ha verificado los vídeos del incidente, que empezaron a circular el 12 de noviembre y que se tomaron en Makiivka, un pueblo de la región de Lugansk recuperado por los soldados ucranianos. Según explica el periódico estadounidense, "al menos 11 rusos, la mayoría de los cuales aparecen tumbados en el suelo, parecen haber sido disparados a corta distancia después de que uno de sus compañeros disparase por sorpresa contra soldados ucranianos que estaban cerca". No muestran, sin embargo, cómo o por qué los soldados rusos fueron asesinados. 

En los vídeos se puede ver a varios soldados rusos tumbados boca abajo en un patio mientras otros van saliendo de un edificio con los brazos en alto y se suman al resto del grupo. De pronto, uno de los soldados rusos que sale al patio dispara contra los ucranianos y se ve cómo el vídeo, tomado por uno de los ucranianos con un teléfono, apunta al cielo y se corta.

Sin embargo, en otro vídeo aéreo tomado desde un dron se puede ver a los soldados rusos tumbados, aparentemente muertos, la mayoría en la misma posición en la que se rindieron y con charcos de sangre a su alrededor. Respecto al soldado ruso que disparó en primer lugar, también parece haber sido abatido en el mismo lugar desde el que inició el ataque.

Moscú y Kiev se han lanzado acusaciones cruzadas de crímenes de guerra por el incidente. Rusia acusa a Ucrania de "disparar sin piedad a prisioneros de guerra rusos desarmados", mientras que el comisario de derechos ucraniano, Dmyto Lubinets, sostiene que los rusos habían abierto fuego durante el acto de la rendición. Olha Stefanishyna, vice primera ministra ucraniana, dijo el sábado que "por supuesto, las autoridades" de Kiev "investigarán este vídeo", pero también afirmó que "es muy poco probable" que los breves fragmentos muestren lo que alega Moscú, según informó la agencia Associated Press.

Hay expertos que consideran que se trata de un crimen de guerra de Ucrania, ya que los soldados que están tumbados boca abajo en el suelo están considerados fuera de combate. Otros, sin embargo, creen que habría que conocer más detalles, como determinar el momento exacto del asesinato. Si el tiroteo se alargó y fueron asesinados durante el incidente sería más complicado probar un crimen de guerra que si fueron asesinados después como represalia.

Los Estados tienen la obligación de proporcionar un trato humano a todos los prisioneros de guerra en su poder en todo momento, desde que son capturados hasta su liberación y repatriación. Tanto Ucrania como Rusia son partes del Tercer Convenio de Ginebra que establece los requisitos relativos al trato de los prisioneros de guerra.

Hace una semana, la Misión de Observación de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania dijo que había hablado con prisioneros de guerra ucranianos, capturados por los rusos, la mayoría de los cuales denunciaron haber sufrido torturas y malos tratos. También documentaron casos de malos tratos a prisioneros de guerra rusos capturados por Ucrania, y ha recibido "denuncias verosímiles de ejecuciones sumarias de personas 'fuera de combate".

Matilda Bogner, jefa de la misión, dijo que Ucrania les dio acceso confidencial a los prisioneros de guerra en los lugares de internamiento, mientras que Rusia no les concedió dicho acceso (hicieron las entrevistas con los prisioneros de guerra ucranianos tras su liberación). También puntualizó que Kiev ha iniciado una serie de investigaciones penales tras acusaciones de malos tratos de prisioneros de guerra por parte de miembros de sus fuerzas armadas.