Polonia investiga la posible caída de misiles rusos en su territorio

Polonia investiga la posible caída de misiles rusos en su territorio

El ministerio de Exteriores de Polonia ha dicho que este martes ha caído un misil de "fabricación rusa" en un pueblo a seis kilómetros de su frontera con Ucrania, matando a dos ciudadanos polacos, mientras continúa la investigación de las causas de lo ocurrido en una jornada en la que Rusia ha bombardeado con decenas de proyectiles el territorio ucraniano.

"A las 15:40 horas en el pueblo de Przewodów en el condado de Hrubieszów (...), cayó un misil de fabricación rusa, matando a dos ciudadanos de Polonia", reza un comunicado del portavoz del ministerio de Exteriores. El ministro polaco ha convocado al embajador ruso para exigirle una "explicación detallada inmediata". 

Los embajadores de la OTAN se reunirán este miércoles a petición de Polonia, país miembro de la alianza militar, según ha informado Reuters. El presidente polaco, Andrzej Duda, ha dicho que es "muy probable" que el embajador polaco solicite la activación del artículo 4 del tratado de la alianza, que establece que "las partes mantendrán consultas mutuas cuando, a juicio de cualquiera de ellas, la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las partes se vea amenazada".

Duda ha llamado a la calma y ha remarcado que la investigación continúa en la zona de la explosión. "La protección de Polonia se ha reforzado. No hay indicios de que vayan a producirse más incidentes de este tipo". 

Tras una reunión del comité de asuntos de seguridad nacional y defensa, el primer ministro Mateusz Morawiecki ha explicado que se ha decidido "aumentar la preparación para el combate de determinadas ramas" de las fuerzas armadas polacas. "Nos centraremos en la vigilancia del espacio aéreo de forma reforzada, junto con nuestros aliados".

Medios de comunicación como la agencia estadounidense Associated Press han informado a lo largo de la tarde de este martes sobre el impacto de misiles rusos en Polonia. La radio polaca Zet recogió que habían caído cohetes en un área donde se estaba secando grano en Przewodów, al este del país. Mariusz Gierszewski, reportero de la radio polaca, ha explicado en Twitter que, según sus fuentes, pueden ser "probablemente" restos de un cohete derribado por Ucrania. La declaración del ministerio polaco no aborda las circunstancias de la caída del misil y los principales analistas militares están siendo cautos, a la espera de más información.

Washington ha dicho hasta ahora que no puede corroborar las informaciones de la prensa y está trabajando con Varsovia para recopilar más información. La OTAN y la Unión Europea han estado en contacto con Polonia. Dos fuentes de la alianza han declarado al Financial Times que la situación ha provocado preocupación dentro de la OTAN, pero no pánico.

"He hablado con el presidente Duda sobre la explosión en Polonia. Le he transmitido mis condolencias por la pérdida de vidas. La OTAN está supervisando la situación y los aliados están manteniendo estrechas consultas. Es importante que se aclaren todos los hechos", ha dicho en un tuit Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha asegurado estar "conmocionado por la noticia de que un misil u otra munición ha matado a personas en territorio polaco". "Estamos con Polonia. Estoy en contacto con las autoridades polacas, los miembros del Consejo Europeo y otros aliados".

Rusia ha negado estar detrás de "cualquier ataque en la zona entre la frontera ucraniana y la polaca".

Este martes, Rusia ha llevado a cabo una ola de ataques por toda Ucrania que ha provocado apagones generalizados en el país y se ha cobrado al menos una vida en Kiev. Según Ucrania, su defensa aérea ha derribado más de 70 de 90 misiles. Los ataques han afectado también al suministro energético de Moldavia.

Algunos países vecinos de Rusia han expresado preocupación por las informaciones relativas a la explosión en Polonia. "Las últimas noticias de Polonia son muy preocupantes", ha dicho el Ministerio de Exteriores de Estonia en un tuit. "Estamos manteniendo estrechas consultas con Polonia y otros aliados. Estonia está dispuesta a defender cada centímetro del territorio de la OTAN. Estamos en plena solidaridad con nuestro estrecho aliado Polonia".

"Rusia debe explicar lo sucedido. Los ataques sin sentido a las infraestructuras deben cesar inmediatamente. La imprudencia de Rusia se le está yendo de las manos", ha tuiteado el ministro de Defensa de Eslovaquia, Jaroslav Nad.

"Hoy ha sucedido algo sobre lo que llevamos tiempo advirtiendo. El terror no se limita a nuestras fronteras estatales. (...) Y hoy los misiles rusos han alcanzado Polonia, el territorio de nuestro país amigo. Gente murió", ha dicho el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. "Disparando misiles a territorio de la OTAN... ¡Esto es un ataque con misiles rusos a la seguridad colectiva! Es una escalada muy significativa. Debemos actuar".

El ataque ruso sobre Ucrania se ha producido en plena cumbre de líderes del G20, que se reúnen en Indonesia –entre ellos el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov– en un encuentro en el que la guerra de Ucrania acapara gran parte de la atención.