Rishi Sunak visita Ucrania y ofrece más armamento de defensa antiaérea a Zelenski

Rishi Sunak visita Ucrania y ofrece más armamento de defensa antiaérea a Zelenski

El primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, se ha reunido este sábado en Kiev con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en su primer viaje a Ucrania desde que asumió el cargo el 25 de octubre. El dirigente ha ofrecido nuevos envíos de armamento y tecnología de defensa antiaérea.

Sunak ha subido un vídeo a su cuenta de Twitter en el que saluda a representantes políticos y militares ucranianos tras ser recibido por Zelenski, con quien después ha mantenido una entrevista. "El Reino Unido sabe lo que significa luchar por la libertad. Estamos con vosotros hasta el final", dice un mensaje en inglés y ucraniano colgado en la red social.

Un portavoz de Downing Street, residencia oficial del jefe del Gobierno de Londres, ha confirmado que Sunak se ha desplazado a Kiev para expresar a Zelenski "la continuidad del apoyo del Reino Unido" a Ucrania. "Es una lección de humildad estar hoy aquí y tener la oportunidad de conocer a quienes están haciendo tanto y pagando un precio tan alto para defender los principios de la soberanía y la democracia", ha declarado posteriormente el primer ministro.

"Estoy orgulloso del apoyo que el Reino Unido ha brindado a Ucrania desde el principio y hoy estoy aquí para decir que el Reino Unido y nuestros aliados seguiremos apoyando a Ucrania mientras lucha por poner fin a esta guerra bárbara y lograr una paz justa", ha añadido.

Según Downing Street, el nuevo arsenal defensivo incluye 125 cañones antiaéreos, así como "herramientas tecnológicas para contrarrestar los mortíferos drones suministrados por Irán", como radares, todo lo cual se suma a más de 1.000 nuevos misiles antiaéreos anunciados hace unos días por el Ministerio de Defensa.

Sunak también ha comprometido 12 millones de libras (casi 14 millones de euros) para el Programa Mundial de Alimentos y 4 millones (4,6 millones de euros) a la Organización Internacional para las Migraciones, que proporcionarán generadores, refugios, acceso a agua y clínicas de salud móviles, se señala en la nota.

Por su lado, Zelenski ha agradecido la visita y ha informado de que ambos han debatido sobre "los temas más importantes" tanto para ambos países como para "la seguridad global". "Somos más fuertes y lograremos los resultados deseados", ha dicho el presidente ucraniano en la primera visita de un mandatario internacional después del conato de crisis de la semana pasada a raíz de la caída de un misil en Polonia que mató a dos personas.

Antes que Rishi Sunak, el ex primer ministro Boris Johnson lideró la respuesta europea a la invasión rusa de Ucrania del pasado 24 de febrero, un respaldo que mantuvo su sucesora, Liz Truss, quien duró solo 44 días en el cargo. Como el segundo mayor donante por detrás de Estados Unidos, el Reino Unido ha destinado 2.300 millones de libras (2.550 millones de euros) en asistencia militar a Ucrania y prevé mantenerla en 2023, junto con unos 400 millones (460 millones de euros) en ayuda humanitaria.

La visita de Sunak se produce después de algunos movimientos en el frente. Tras recuperar las tropas ucranianas la ciudad de Jersón, en el sur del país, este sábado ha llegado el primer tren procedente de Kiev desde que el enclave fuese tomado por el ejército ruso. "El primer tren procedente de Kiev ha llegado a Jersón desde el comienzo de la invasión a gran escala por parte de Rusia", rezaba el escueto mensaje del Ayuntamiento en Facebook, acompañado de un vídeo.

Un miembro del consejo regional de Jersón, Serhiy Jlan, había informado ayer de que el primer tren salía ese día a las 22.14 de la capital y llegaría el sábado alrededor de las 9.00 hora local a Jersón. "Irán unos 200 pasajeros que han comprado un 'billete a la victoria', los vagones han sido pintados por artistas ucranianos", precisó en un mensaje en Facebook. Indicó que los próximos trenes saldrán de Kiev los días pares y de Jersón los impares, al tiempo que felicitó "a todos los que regresan a casa".

Las tropas ucranianas consiguieron recuperar la ciudad en las últimas semanas gracias a una serie de estratégicos ataques en la zona, especialmente contra los puentes que facilitaban la logística desde el sur a las tropas rusas. El Ejército de Vladímir Putin se ha replegado hacia el extremo oriental del río Dniéper en un movimiento necesario para afrontar un nuevo tramo de la guerra con la llegada del invierno, que ya se empieza a sentir en el país.

Rusia lleva preparando ese terreno desde hace meses con ataques estratégicos al suministro energético de Ucrania. Precisamente esta madrugada, un ataque ruso con misiles a la ciudad de Zaporiyia dejó a 123 viviendas sin calefacción, además de un fallecido. "Las explosiones de los misiles causaron daños en las tuberías de la calefacción central y el cese del suministro de calefacción en 123 edificios de varias plantas con más de 17.000 abonados", informaron en Telegram las autoridades locales.

La administración militar precisó en un comunicado que las fuerzas rusas bombardearon en las últimas 24 horas la infraestructura civil de un total de 16 asentamiento en la región de Zaporiyia, con 33 reportes de daños en viviendas e infraestructura. Esos enclaves son Zaporiyia, Zarichne, Chervone, Malynivka, Zaliznychne, Huliaipole, Kamianske, Pavlivka, Mali Shcherbaky, Dorozhnianka, Olhivske, Novoandriivka, Novodanylivka, Poltavka, Mala Tokmachka y Stepnohirsk, precisa el comunicado publicado en Telegram, citado por Ukrinform.

Zelenski ha afirmado este sábado que alrededor del 50% de la infraestructura energética del país está dañada. "A día de hoy, cerca de la mitad de la infraestructura energética ucraniana ha sufrido daños. Este terror ruso no es una burla más del enemigo sobre Ucrania, sino también una manifestación de una política rusa antieuropea y antihumana muy cínica", ha afirmado en la rueda de prensa posterior a su reunión con Sunak. "Cada golpe al sector energético ucraniano es un golpe a la seguridad energética de todo el continente", ha sentenciado.