Rusia bombardea una maternidad y causa apagones por toda Ucrania en una nueva ola de ataques

Rusia bombardea una maternidad y causa apagones por toda Ucrania en una nueva ola de ataques

Las autoridades ucranianas han informado de que un bebé recién nacido ha muerto en un ataque nocturno de Rusia con cohetes, uno de los cuales alcanzó la sala de maternidad de un hospital en la localidad de Vilniansk, en la región de Zaporiyia, al sur del país.

Según ha indicado el servicio estatal de emergencias, la madre del bebé y un médico han sido rescatados de los escombros del edificio de dos plantas, que ha quedado destruido, pero el recién nacido falleció. Un vídeo publicado junto a la información en Telegram muestra a un hombre, que parece ser un sanitario, recibiendo agua mientras los trabajadores de emergencias intentan despejar los escombros a su alrededor. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha verificado hasta ahora 703 ataques a la atención médica desde que comenzó la guerra hace nueve meses. 

Unas horas después, las autoridades ucranianas han informado de que al menos tres personas han muerto en Kiev y de que se están produciendo nuevos cortes de electricidad, incluidas en varias partes de la capital, después de otro bombardeo ruso a la infraestructura crítica ucraniana. Moldavia también ha informado de un apagón similar al que experimentó la semana pasada tras un bombardeo ruso en Ucrania.

"En este momento, el enemigo continúa atacando las instalaciones energéticas", ha dicho el jefe adjunto de la presidencia ucraniana, Kirill Timoshenko, en Telegram. "Tenemos confirmación de impactos en instalaciones de infraestructura crítica en varias áreas".

Según ha indicado Timoshenko, un edificio residencial ha sido atacado en Vishgorod, en la región de Kiev, y los servicios de emergencias están atendiendo a las víctimas. El gobernador regional de Kiev, Oleksiy Kuleba, ha informado por su parte de que ha habido varios impactos en instalaciones de infraestructura y se está prestando asistencia a más de 20 víctimas.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, ha confirmado que se ha producido un ataque contra una instalación de infraestructura de la capital y ha informado de que se han registrado "algunas explosiones más" en diferentes zonas de la ciudad, donde están trabajando los servicios de rescate y médicos.

Tres personas han muerto como resultado del ataque con cohetes, entre las que hay una chica de 17 años, según Klitschko. Al menos 11 residentes de la capital han resultado heridos, 10 de los cuales han sido hospitalizados.

Nueve personas han resultado heridas a consecuencia de las explosiones en la capital, ocho de las cuales han sido hospitalizadas y una ha sido atendida en el lugar, ha indicado el alcalde.

Según ha informado Klitschko, en algunas zonas de la ciudad no hay luz y se producirán apagones de emergencia. También ha señalado que, debido a los bombardeos, se ha suspendido el suministro de agua en todo Kiev.

El alcalde de Leópolis, al oeste, ha indicado en Telegram que toda la ciudad está sin luz y que, debido a la falta de electricidad, se ha suspendido temporalmente el suministro de calefacción y agua. "Pasemos al trabajo de los generadores diésel".

El jefe de la administración militar regional de Leópolis ha confirmado que no ha habido impactos en el territorio de la ciudad. "Debido al impacto de misiles en las subestaciones eléctricas de la región, hay problemas de suministro eléctrico en Leópolis", ha dicho el alcalde en Telegram.

"Hacemos todo lo posible para garantizar que las personas tengan acceso a la electricidad y que nuestros especialistas puedan reparar la infraestructura energética", ha dicho por su parte Timoshenko.

Járkov y la región homónima están también temporalmente sin electricidad, según ha informado el gobernador regional, Oleg Sinegubov. "En este momento, no hay ataques en la infraestructura crítica de la región. Pero debido a daños en el sistema general, se utilizan cortes de emergencia". En Odesa, al sur, no hay suministro de agua y el transporte eléctrico se ha interrumpido, según el Ayuntamiento.

Al igual que ocurrió el pasado 15 de noviembre, Moldavia, que hace frontera con Ucrania, ha informado de que está experimentando cortes de electricidad en el país. "Tras el bombardeo de Rusia al sistema eléctrico ucraniano en la última hora, tenemos cortes masivos de electricidad en todo el país. Moldelectrica está trabajando para restablecer la conexión eléctrica", ha informado el vice primer ministro moldavo, Andrey Spinu, en Facebook.

El gobernador de la región de Mykolaiv, al sur, ha advertido de que llegan "muchos cohetes" desde el sur y el este y que la defensa aérea "está funcionando".

Rusia ha estado golpeando la red eléctrica y otras instalaciones con misiles y drones explosivos durante semanas, y los apagones se han vuelto comunes en muchas partes de Ucrania como resultado de los ataques. La mitad de la infraestructura energética está dañada o destruida, según advirtió este lunes la rama europea de la OMS, que alertó de que 10 millones de personas, una cuarta parte de la población, no tiene electricidad mientras se prevé que las temperaturas caigan hasta -20 ˚C en algunas partes del país. "Este invierno pondrá en peligro la vida de millones de personas en Ucrania", dijo Hans Henri P. Kluge.

El Parlamento Europeo ha declarado este miércoles que a Rusia como “Estado patrocinador del terrorismo”. Una resolución aprobada en el pleno de Estrasburgo sobre la invasión de Ucrania señala que el Ejército ruso “ha intensificado sus ataques contra objetivos civiles, incluidas infraestructuras energéticas, hospitales y otras instalaciones sanitarias, escuelas y refugios”.