Rusia lanza decenas de misiles en un ataque masivo que causa apagones por toda Ucrania

Rusia lanza decenas de misiles en un ataque masivo que causa apagones por toda Ucrania

Una nueva ola de bombardeos rusos ha golpeado objetivos de toda Ucrania, incluyendo Kiev, y ha provocado apagones por todo el país. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha indicado que Rusia ha lanzado decenas de misiles, la mayoría de ellos contra la infraestructura energética ucraniana y ha cortado el suministro en muchas ciudades.

Un total de 15 instalaciones energéticas han resultado dañadas en varias zonas, lo que ha causado apagones en casi una veintena de regiones, ha informado Kirill Timoshenko, jefe adjunto de la presidencia ucraniana. "En total, más de siete millones de usuarios ahora están desconectados, eso es alrededor de 20 millones de personas. Según ha dicho, Rusia ha lanzado más de 90 misiles en el territorio de Ucrania. 

En Kiev, los misiles han alcanzado varios edificios residenciales en el céntrico distrito de Pechersk, según el alcalde Vitali Klitschko. En una de las viviendas, los servicios de rescate han encontrado el cuerpo de una persona muerta. Las autoridades han compartido un vídeo de un edificio en llamas en la capital.

Rusia ha llevado a cabo ataques en casi una docena de regiones este martes, según recogen los medios ucranianos. El portavoz de la fuerza aérea ucraniana ha tildado el ataque de "masivo" y asegura que es mayor que la ola de bombardeos que Rusia perpetró el 10 de octubre. Según ha indicado, la defensa aérea ucraniana ha derribado 73 de 90 misiles.

"Este es el bombardeo más masivo del sistema eléctrico desde el comienzo de la guerra", ha dicho el ministro de Energía ucraniano, Herman Galushchenko, quien ha explicado que los ataques han golpeado las instalaciones ucranianas de generación y transmisión de energía, y puede afectar tanto a la infraestructura energética de Ucrania como a la de algunos de los países vecinos.

Moldavia ha informado de cortes de electricidad en todo el país después de que los ataques militares rusos contra la infraestructura energética de Ucrania desconectaran una línea eléctrica clave que abastece al país. Posteriormente, ha confirmado que el suministro se ha restablecido en la mayoría de las áreas.

Durante la ola de ataques, una ciudad tras otra ha informado de los daños, entre ellas Leópolis, al oeste y alejada del frente, y Járkov, la segunda más grande del país, en el noreste. En Járkov, el alcalde ha dicho que el ataque ha dañado la infraestructura crítica y hay "problemas con el suministro de energía", mientras que el metro no funciona en este momento. Según la información preliminar, no ha habido víctimas. El gobernador de la región del mismo nombre ha explicado que hay interrupciones en el suministro de agua y calor. "Es difícil hacer predicciones, pero lo más probable es que la gente se tenga que quedar sin electricidad, al menos hasta la mañana. Pero estamos trabajando para proporcionar electricidad lo antes posible".

El 80% de Leópolis permanece sin electricidad, según ha informado su alcalde. "Debido a la falta de electricidad, el suministro de calor se suspende temporalmente. No hay agua caliente". Una persona ha resultado herida y ha sido hospitalizada, ha dicho.

Las autoridades han anunciado cortes de energía de emergencia en toda Ucrania, incluyendo la capital, donde al menos la mitad de los clientes están sin luz, según el alcalde. "Los terroristas rusos han llevado a cabo otro ataque planificado contra instalaciones de infraestructura energética. La situación es crítica. La mayoría de los impactos se registraron en el centro y el norte del país. La situación en la capital es extremadamente difícil", ha dicho Timoshenko.

El ataque se produce en plena cumbre de líderes del G20, que se reúnen en Indonesia –entre ellos el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov– en un encuentro en el que la guerra de Ucrania acapara gran parte de la atención. Este martes, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha intervenido por videoconferencia. "Estoy convencido de que ahora es el momento en que la guerra destructiva rusa debe y puede ser detenida", ha dicho Zelenski.

"Rusia responde al poderoso discurso de Zelenski al G20 con un nuevo ataque con misiles. ¿Alguien piensa seriamente que el Kremlin realmente quiere la paz? Quiere obediencia. Pero al final, los terroristas siempre pierden", ha tuiteado el jefe de la oficina presidencial, Andriy Yermak. "Rusia está atacando ciudades ucranianas pacíficas con misiles mortales. Se están atacando edificios de apartamentos e instalaciones de infraestructura energética. Esperando una reacción de principios de la cumbre del G20", ha dicho por su parte en un tuit el ministro de Exteriores ucranianos, Dmitro Kuleba.

Se trata también del primer gran ataque tras la recuperación por parte de Ucrania de la ciudad de Jersón, en el sur, después de la retirada de las tropas rusas en un importante revés para Moscú.