Trump anuncia su candidatura para 2024 entre batallas legales y críticas de sus colegas republicanos

Trump anuncia su candidatura para 2024 entre batallas legales y críticas de sus colegas republicanos

Donald Trump anunció este martes que se presentará a las primarias republicanas para competir por la Casa Blanca en 2024. El expresidente de Estados Unidos, investigado por incitar el asalto al Capitolio, presionar a autoridades locales para cambiar los resultados de las elecciones, robar documentos oficiales y fraude fiscal, entre otros, hizo el anuncio como estaba previsto. Hasta su entorno le pedía esperar dados los resultados de su partido en las elecciones legislativas del 8 de noviembre.

En Mar-a-Lago, en Florida, Trump repitió falsedades sobre las elecciones que perdió contra Joe Biden en 2020. Pese a ser señalado como uno de los perdedores de las elecciones legislativas de mitad de mandato, Trump, de 76 años, aseguró que él hará que Biden no consiga otros cuatro años en la Casa Blanca en 2024 porque "el país no puede tener más de eso" y dijo que conseguirá más votos que en las elecciones de 2016, sin mencionar que primero tendrá que ganar las primarias.

Por primera vez desde que perdió las elecciones presidenciales, Trump ya no es el favorito: las primeras encuestas entre republicanos dan ventaja a un rival, Ron DeSantis, gobernador de Florida recién reelegido.

Después de haber insinuado durante meses sus intenciones y en medio de una gran expectación por el "anuncio importante" que iba a hacer este martes, el expresidente republicano confirmó desde Mar-a-Lago, su mansión y club privado en Palm Beach acompañado de su esposa Melania y de un grupo numeroso de invitados, que volverá a competir en la elecciones presidenciales.

Numerosas voces del Partido Republicano habían pedido a Trump que no se presentara o al menos retrasara el anuncio a después de la segunda vuelta de las elecciones al Senado en Georgia el 6 de diciembre para no dañar las posibilidades de los republicanos de conseguir un escaño más (aunque los demócratas ya han logrado mantener la mayoría). Muchos insisten en que su mensaje negacionista de los resultados de las elecciones, repetido por candidatos apoyados por él, ha costado a los republicanos las legislativas, que habitualmente gana el partido en la oposición.

"Básicamente es la tercera elección seguida que Donald Trump nos ha costado, y debería ser que tres golpes y fuera", dijo Larry Hogan, el gobernador republicano saliente de Maryland.

Varios republicanos criticaron también el tono del discurso de Trump el martes, cuando repitió mentiras y exageraciones sobre su mandato y el de Biden. "Si el presidente Trump sigue con este tono y este mensaje de manera consistente, será derrotado con contundencia", dijo el senador republicano de Carolina del Sur Lindsey Graham.

Esta será su tercera campaña por la candidatura presidencial, pues fue candidato en las elecciones de 2000, por el Partido Reformista, y como republicano en las de 2016, en las que resultó ganador, y 2020, en las que perdió frente a Joe Biden. Trump atraviesa ahora un periodo difícil con diferentes frentes abiertos en la justicia y el Congreso, por las finanzas de su empresa familiar y por la toma del Capitolio en enero de 2021 por una turba de seguidores suyos a los que antes había arengado en un mitin a defender su supuesta victoria electoral.

"Esto no es solo una campaña, es una causa para salvar a nuestro país", dijo antes de pedir "a todos los patriotas que se suban a bordo". "Voy a ser su voz", reiteró, rodeado de banderas estadounidenses y en medio de gritos y vítores de los congregados en el salón de baile de Mar-a-Lago.

En esta ocasión, al contrario que en 2015 cuando anunció en Nueva York su candidatura para 2016, en su discurso elogió a los hispanos en Estados Unidos, de los que dijo que son personas emprendedoras y buenas que están preocupadas por la seguridad y la economía como él.

Trump elogió al presidente de México, Manuel Andrés López Obrador, del que dijo que es "un caballero", "un gran amigo" y "un gran hombre" por mandar soldados a la frontera para no dejar pasar a migrantes y solicitantes de asilo.

El expresidente acusó a Biden de haber "destruido la economía" de EEUU y aseguró que cuando se cumplan los cuatro años de su mandato aún será peor. Según Trump, si llega al poder, atajará la inflación, recuperará la "independencia energética" y tomará otras medidas para que EEUU sea "aún más grande" otra vez y deje de "estar de rodillas" y "en decadencia" como, según dijo, está ahora.

Al repasar los años de su presidencia dijo que el mundo estaba en paz y la gente prosperaba y reiteró su afirmación de que si hubiera estado en la Presidencia, la guerra en Ucrania no hubiera ocurrido.

También aludió a sus problemas con la justicia. "Soy una víctima", aseguró y pronosticó que él y los que le sigan van a ser "perseguidos" pero no se van a dejar intimidar y al final "ganarán".

Con información de la agencia EFE.