Diana Morant: “Queremos que las vacunas españolas superen a las existentes”

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, en julio.
Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, en julio.Andrea Comas

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, ha relevado en el cargo a Pedro Duque con una mala noticia y otra buena. La primera, la suspensión de los ensayos de la vacuna contra la covid que desarrolla el equipo del científico Mariano Esteban y el CSIC. Sin embargo, a este parón, que espera que quede subsanado en breve, con la información de los investigadores, le ha seguido en dos semanas la aprobación de los ensayos con humanos de otro de los tres proyectos españoles más avanzados. “Queremos que las vacunas españolas superen en algunos sentidos a las vacunas ya existentes”, afirma Morant.

El paso adelante de la dosis de la empresa española Hipra, que recibió el miércoles la autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) para ensayar con personas, es para la ministra “una muy buena noticia y un ejemplo de lo que se puede conseguir con la colaboración público-privada”. “España se sumó desde el primer momento al esfuerzo internacional para que hoy tengamos vacunas, y esta aprobación constituye otro paso en la lucha contra la pandemia”, asegura Morant.

El desarrollo de la iniciativa de esta industria sanitaria animal reconvertida también en laboratorio de salud humana ha contado, según explica la representante del Gobierno, con el seguimiento del Ejecutivo “desde sus fases más precoces”.

En este sentido, la ministra detalla que, desde hace un año, la AEMPS ha proporcionado asesoría científica y regulatoria de forma continua desde el inicio del desarrollo de la vacuna. “El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII)”, añade, “ha contribuido a generar la colaboración imprescindible de hospitales e institutos de investigación sanitaria para el desarrollo de los ensayos clínicos y ha proporcionado el soporte de su Plataforma de Investigación Clínica (SCREN) así como su incorporación al programa europeo Vaccelerate”.

En el ámbito de la financiación, Morant aclara que su departamento “ha facilitado información para la consecución de fondos europeos de investigación a través de la Oficina de Proyectos Europeos del ISCIII”. El proyecto de la vacuna de Hipra ha obtenido nueve millones de euros para desarrollar ensayos clínicos a los que se añaden tres millones de ayudas públicas para el desarrollo de la nueva vacuna, basada en una proteína recombinante que la diferencia de las ya existentes y es habitual en el ámbito de la salud humana por su versatilidad, seguridad y efectividad. El nuevo modelo se puede adaptar a cualquiera de las vacunas administradas previamente, afirma la empresa Hipra, que destaca las principales ventajas de su propuesta: va a ser más versátil, con una logística más sencilla, más fáciles de producir y adaptable a las variantes identificadas y a la que surjan.

El Ministerio ha financiado más de 20 proyectos relacionados con las vacunas contra la covid, tanto para investigaciones de nuevas vacunas como para su fabricación, con una aportación total de 21 millones de euros

La ministra afirma que la apuesta por las vacunas españolas continúa, pese a que los fondos con los que han contado las investigaciones distan mucho de los millonarios presupuestos de las compañías que han desarrollado la primera generación. En este sentido, Morant asegura: “El Ministerio ha financiado más de 20 proyectos relacionados con las vacunas contra la covid, tanto para investigaciones de nuevas vacunas como para su fabricación, con una aportación total de 21 millones de euros”.

Morant se siente satisfecha con los resultados: “Hace un año pensábamos que las vacunas estaban muy lejos. Hoy, el proceso de vacunación español es un ejemplo: más del 60% de la población está vacunada con pauta completa y contamos con una vacuna desarrollada íntegramente en España que será probada en humanos. Una vacuna que cuenta con el apoyo tanto del Gobierno como de la UE”.

La vacuna de Hipra ha sido diseñada para ofrecer protección frente a diferentes variantes, lo cual es una ventaja respecto a las que ya están aprobadas. Además, los datos que tenemos indican que puede ofrecer una potente respuesta inmunitaria

La ministra confía en las vacunas españolas: “Queremos que superen en algunos sentidos a las ya existentes. Por ejemplo, esta vacuna ha sido diseñada para ofrecer protección frente a diferentes variantes, lo cual es una ventaja respecto a las que ya están aprobadas. Además, los datos que tenemos indican que puede ofrecer una potente respuesta inmunitaria. Y está previsto que la vacuna se conserve entre dos y ocho grados centígrados; es decir, no requiere congelación, lo cual facilitaría su logística y distribución de nivel global”.

Y concluye destacando el campo sanitario y comercial que abren las propuestas españolas en el contexto de la pandemia: “Es muy necesario que sigamos apostando por la investigación y el desarrollo de vacunas. Queda mucha gente por vacunar en el mundo. En España más del 70% de la población ha recibido al menos una dosis y el 60% tiene una pauta de vacunación completa, pero los porcentajes son mucho menores en la gran mayoría del globo. Y mucho menor aún en los países con más necesidades. También hay incertidumbres sobre el comportamiento del virus, por lo que los científicos y las científicas trabajan para adelantarse a lo que pueda venir”.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Adblock test (Why?)