La inversión de las empresas biotecnológicas alcanza un récord en 2020

2020 fue un buen año para el sector de la biotecnología, a pesar de la covid-19. Las empresas de este campo aumentaron sus inversiones en I+D en un 22% con respecto al año anterior, según el informe presentado este miércoles por la Asociación Española de Bioempresas (Asebio). Son el tercer sector que más intensamente ha invertido en I+D, solo por detrás del sector servicios y el ámbito educativo. En la perspectiva a diez años, la inversión se ha duplicado. En cuanto a la financiación, esta también aumentó en 2020. Las diferentes compañías consiguieron captar 150 millones de euros mediante ampliaciones de capital y diez millones más a través de micromecenazgo o crowdfunding. La financiación pública también aumentó por las ayudas extraordinarias ofrecidas durante la pandemia.

El acto, celebrado en la sede del ICEX en Madrid, ha contado con la participación de diferentes empresas de este campo cuya labor ha destacado durante la pandemia o que serán importantes por contribuir al medio ambiente mediante la biotecnología. La mayor parte de estas compañías ya tenían cierta trayectoria, aunque durante 2019 también se constituyeron muchas otras. Durante este año, un 20% más de empresas comenzaron a realizar actividades relacionadas con la biotecnología con respecto a 2018, 600 nuevas compañías en números absolutos. Un año más, Cataluña sigue siendo la comunidad española con mayor proporción de este tipo de empresas (el 24%) y mayor porcentaje de facturación (54%).

Estas compañías lanzaron en 2020 un total de 102 productos, 42 más que el año anterior. De ese centenar, 40 estuvieron dirigidos únicamente a tratar, prevenir o diagnosticar la covid-19. La mercancía para luchar contra la pandemia aumentó el lanzamiento de productos un 70%, principalmente a través de tests de detección de covid.

La biotecnología generó más de 10.100 millones de renta, lo que supone un 0,8% del PIB. El sector generó 117.000 puestos de trabajo en 2019.

Al igual que para enfrentar la pandemia, la colaboración también ha jugado un papel clave en el desarrollo de las empresas biotecnológicas durante el último año. En 2020 se han firmado un 59% más de alianzas, bien con otras compañías, bien con entidades públicas. El 40% de los nuevos pactos corresponde a las segundas. Mariano Esteban, líder del equipo del CSIC que está trabajando en la vacuna española contra la covid en colaboración con la española Biofabri, también ha remarcado la importancia del trabajo conjunto entre diferentes entidades: “Esta pandemia nos está enseñando que la colaboración público-privada es absolutamente esencial. Sin ellos [los entes privados] no podremos alcanzar el objetivo de producir vacunas en gran cantidad porque no tenemos esa capacidad a nivel público”.

El crecimiento a nivel empresarial también se ha dejado notar en el PIB y la creación de empleo. La biotecnología generó más de 10.100 millones de renta, lo que supone un 0,8% del PIB. El sector supuso 117.000 puestos de trabajo en 2019, entre empleos directos, indirectos e inducidos. “Estamos convencidos de que 2020 consolidará e incluso profundizará esta tendencia”, ha comentado Ion Arocena, director general de Asebio. La biotecnología es el segundo campo con mayor porcentaje de investigadores sobre el número total de empleados y el líder en cuanto a participación de mujeres en actividades de I+D.

De izquierda a derecha, Xiana Margarida Méndez, secretaria de Estado de Comercio del ministerio de Industria; Pedro Duque, ministro de Ciencia español; y Ana Polanco, presidenta de Asebio.
De izquierda a derecha, Xiana Margarida Méndez, secretaria de Estado de Comercio del ministerio de Industria; Pedro Duque, ministro de Ciencia español; y Ana Polanco, presidenta de Asebio.Asebio

La pandemia también ha supuesto un impulso para la credibilidad del sector. La confianza de la sociedad en que la ciencia sirve para legislar y regular la vida cotidiana ha aumentado un 30%, desde el 37% en julio de 2020 hasta el 67% en enero de este año, según el informe. El ministro de Ciencia, Pedro Duque, presente en el acto, ha mencionado una encuesta de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) en el que un 84% de las personas apoyaba el incremento de la inversión en ciencia. “Ese apoyo social se debe transformar en un apoyo tangible”, ha considerado el ministro. El CIS también ha reflejado este aumento de confianza en sus últimas encuestas. En enero de 2021, un 72,5% de los españoles estaba dispuesto a vacunarse inmediatamente, frente al 40,5% que lo estaba solo un mes antes.

FE DE ERRORES: En una primera versión del artículo se afirmaba que se habían creado un 20% más de empresas, cuando en realidad hay un 20% más de compañías que se dedicaban a actividades relacionadas con la biotecnología, pero que no necesariamente son de nueva creación. También se afirmaba que Mariano Esteban lidera el grupo de trabajo del CSIC y BioNTech para la vacuna española, cuando esta cooperación se hace junto a la compañía Biofabri.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Adblock test (Why?)