Asistente de Google o Alexa, cuál es mejor y qué es lo que les diferencia

Google Assistant vs Amazon Alexa

Aunque hoy día podemos encontrar una buena variedad de asistentes virtuales que cumplen ampliamente con las necesidades del usuario, únicamente hay dos opciones principales para el apartado del hogar inteligente si es que no usas dispositivos Apple, y estas variantes son Alexa y el Asistente de Google.

Claro, hay otras opciones como Cortana o SmartThings, pero basándonos en que estas no se encuentran tan extendidas como las mencionadas previamente, el día de hoy nos estaremos centrando en explicar qué es lo que diferencia Alexa de Google Assistant y cuál deberías elegir para un ecosistema de hogar inteligente.

Sensibilidad

Comenzamos con uno de los apartados más importantes desde un punto de vista general, y se trata de la sensibilidad que tiene cada uno de los asistentes a la hora de entender los comandos que se le digan.

Y es que, generalmente, en este punto se le suele reconocer a Google Assistant un mayor entendimiento general. Por ejemplo, si en casa tienes accesorios llamados Luz de TV 1 y Luz de TV 2 y le pides a Google Assistant que apague las luces de TV, este entenderá lo que significa y no se confundirá.

Por otra parte, puede que Alexa sí se llegue a confundir si te pones algo creativo con las palabras que utilizas. Aun así, siempre puedes ir usando diferentes frases alternativas, como Alexa, sube el volumen a 23 o Alexa, establece el volumen en 23.

Base de conocimientos

Aunque podría decirse que este es un punto bastante nivelado, la verdad es que tratándose de responder dudas y preguntas comunes, Google Assistant es el servicio que mejor rendimiento ofrece. Por supuesto, esto es algo que viene a raíz de que el Buscador de Google le ofrece a Assistant todo el conocimiento del mundo, en tiempo récord.

De igual manera, Alexa cumple bastante bien con su trabajo respondiendo preguntas sencillas y rápidas. Incluso, cuando no es capaz de hacerlo, es capaz de recurrir a servicios como IMDb (quien viene siendo propiedad de Amazon) para obtener las respuestas solicitadas.

Idiomas

En la actualidad, Google Assistant es capaz de ser empleado en idioma español, inglés, danés, holandés, francés, alemán, hindi, italiano, japonés, noruego, coreano, sueco, tailandés y mandarín (en Taiwán). Además de esto, permite que los usuarios que vivan en un hogar multilingüe puedan habilitar dos idiomas de manera simultánea, aunque no para una misma oración.

Por otra parte se encuentra Alexa, que tiene soporte actual para español, inglés, alemán, francés, italiano, portugués, hindi y japonés. Desde este asistente habrá veces en las que puedas usar simultáneamente varios idiomas también, así que se encuentra bastante parejo entre ambas opciones.

Servicios que ofrecen Alexa y Google

Lógicamente, cada asistente emplea por defecto sus propios servicios antes de recurrir a los de la competencia. Por ejemplo, aquí se incluyen los calendarios, recordatorios, música, listas, etc. Aun así, aquí Alexa gana (si tienes membresía de Amazon Prime) al ofrecer acceso gratuito a Prime Video, Amazon Photos y Amazon Music.

Google por otra parte, ofrece ventajas principalmente en YouTube Prémium, como ver vídeos sin anuncios o tener acceso a YouTube Music Prémium y Google Photos, contando allí con un almacenamiento asegurado de 15 GB o menos, por lo que si deseas adquirir más, tendrás que comprar una membresía de Google One.

En general, podemos decir que si lo que buscas es un asistente virtual idóneo para tener en un hogar inteligente, Alexa es la opción más completa y segura desde un punto de vista general.

Ya si lo que deseas es conseguir un asistente que te ayude lo máximo posible desde el móvil, sinceramente el Asistente de Google es la mejor opción para ti, ya que no solo es un servicio nativo de Android, sino que también te permite controlar apps y realizar configuraciones desde el mismo teléfono.


La noticia Asistente de Google o Alexa, cuál es mejor y qué es lo que les diferencia fue publicada originalmente en Wwwhatsnew.com por Nelson Herrera.