Ceder tu rostro para la creación de personajes virtuales, un nuevo modelo de negocio

personaje virtual

Hace unos años la gente se ganaba un dinero extra dando clases particulares, sirviendo en un bar durante los fines de semana o poniendo combustible en alguna gasolinera, ahora hay más posibilidades, y ceder los derechos de tu rostro es una de ellas.

Hay empresas que crean personajes virtuales para anuncios, presentaciones y otras tareas, y para hacerlos realistas usan técnicas de inteligencia artificial, deepfake y modelos reales.

Eso es lo que hace la startup hourone.ai, aunque no es la única. Contrata a personas para que cedan su rostro, para que puedan crearse personajes basados ​​en inteligencia artificial basados ​​en personas reales que puedan hablar en cualquier idioma y moverse de forma natural.

La startup usa la semejanza de las personas para crear personajes con voz artificial que luego aparecen en videos educativos y de marketing para organizaciones de todo el mundo.

Los que ceden su rostro no saben lo que harán sus clones digitales. La cara de las personas puede aparecer en videos o anuncios de diferentes compañías, y cobran por la cantidad de veces que aparecen, por lo que pueden seguir ganando dinero para siempre. Los «actores» reciben un micropago (dólares, no centavos) cada vez que un cliente licencia un video que usa su rostro. Aún así, no hay nadie que consiga vivir solo de eso (de momento).

Otras empresas usan actores profesionales para dar vida a personajes digitales, este no es el caso, no es necesario, ya que los movimientos son generados por ordenador.

De momento ya tienen 100 personajes creados, y la lista de personas que quieren ceder su rostro es enorme. Dicen que cualquiera puede postularse para convertirse en personaje, como si de una agencia de modelos se tratara.

Cómo se crea un personaje virtual

Para crear un personaje, Hour One usa una cámara 4K de alta resolución para filmar a una persona hablando y haciendo diferentes expresiones faciales frente a una pantalla verde. El humano solo tiene que hacer eso.

Una vez se tiene todo grabado, se conectan los datos resultantes en un software de inteligencia artificial que funciona de manera similar a la tecnología deepfake.

Hour One puede generar una cantidad infinita de imágenes de esa persona diciendo lo que quiera, en cualquier idioma. Los clientes de Hour One solo tienen que seleccionar el rostro deseado y cargar el texto que quieren que diga, obteniendo así un video de lo que parece una persona real entregando ese guión a una cámara.

Hour One también ofrece un servicio premium donde el audio es grabado por actores de voz profesionales, aunque generalmente el audio se genera también por ordenador.

Está claro que es un nuevo modelo de negocio que abre muchas posibilidades, aunque los actores especializados en este tipo de trabajo no están muy felices con la idea.

Si te ha gustado el contenido Invítanos a un café. ¡Gracias por seguir leyéndonos!