“Desde que empecé en 2012, subo fotos de Madrid a diario”

La constancia en redes tiene premio: “Desde que empecé, solo dejé de colgar una semana que estuve en Japón y desconecté”, dice Manuel García del Moral (Pamplona, 1981), autor de la cuenta más popular sobre Madrid: Secretos de Madrid. Entre Twitter, Instagram y Facebook, García del Moral tiene cerca de 1,5 millones de seguidores, más que las cuentas del Ayuntamiento de Madrid en las tres redes. La constancia es uno de sus méritos principales: “He estado subiendo fotos a diario durante 9 años”, dice. Hubo incluso una época en que Twitter recomendaba su cuenta a los nuevos usuarios apenas se abrían un perfil en la red.

La segunda parte del éxito de García del Moral es haber dado con un contenido pensado para el formato de redes sociales: buenas fotografías con datos curiosos sobre monumentos, calles o edificios de la ciudad: “Busco el lado más anecdótico”, dice. “Los datos tontos son los que gustan a la gente, combinados con fotos bonitas”, añade. García del Moral rebusca en libros e internet detalles sobre “chascarrillos”: “Son cosas ligeras que pueden consumirse rápidamente en el móvil, está pensado para las redes sociales”, dice.

En el catálogo de Secretos de Madrid, Madrid es una ciudad ideal, perfecta para el mundo amable de Instagram. Ayuda que el paisaje sea bucólico, con un lenguaje adornado con una admiración regalada por Madrid: “La calle Arrieta siempre me ha parecido una de las más elegantes y discretas de Madrid. Encajonada entre las plazas de Ópera y la Encarnación destaca por sus edificios de hermosa factura”, dice uno de los posts, o “las callejuelas de La Latina son sinónimo de paseos agradables”. García del Moral estudió comunicación audiovisual y fue operador de cámara, lo que le ayuda a cuidar las imágenes.

“El contenido sobre Madrid es infinito”, dice, “aunque tengo el centro muy trillado”. Hasta ahora se había centrado en fotos e historias de la almendra central, pero para seguir ampliando García del Moral se está moviendo en dos direcciones: fotos antiguas (“tengo unas espectaculares del primer partido del Real Madrid en 1902, en un campo que era un patatal en Goya”, dice) y fuera de la M-30: “Algún sábado me hago una ruta por Carabanchel u Hortaleza, dos días antes me hago un listado de puntos de interés y me voy con un itinerario hecho de murales, iglesias o parques desconocidos”, explica.

García del Moral llegó a Madrid desde Pamplona en 2008 para estudiar un máster de periodismo deportivo. En 2012 se quedó sin trabajó y abrió un blog. En seguida saltó a las redes. En pocos años se ha convertido en su fuente de ingresos principal. Primero, por lo que ingresa mediante posts patrocinados en sus redes: “Te contacta una marca de cerveza o restaurante. Vamos a lanzar tal producto o tenemos nueva terraza en azotea y haremos catas de gintónics”, le dicen, y García del Moral va para allá con sus cuentas para contarlo a cientos de miles de seguidores.

Y segundo, porque desde hace más de cinco años trabaja en Ediciones La Librería, editorial dedicada a libros sobre Madrid. Además de coordinar la labor interna de la editorial, acaba de terminar su quinto libro sobre la ciudad.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Adblock test (Why?)