Microsoft asegura que una empresa israelí creó un ‘software’ espía que se usó en Cataluña

Imagen de la sede Microsoft en París.
Imagen de la sede Microsoft en París.Michel Euler / AP

Una empresa israelí especializada en vender a Gobiernos de todo el mundo software de espionaje creó un código maligno que ataca al sistema operativo Windows y que fue usado en España, concretamente en Cataluña, además de en otros países, según ha informado Microsoft en una entrada de su blog de ciberseguridad. La tecnológica explicó que este código malicioso (malware) fue usado contra más de 100 víctimas en todo el mundo, entre ellas políticos, activistas pro derechos humanos, periodistas, académicos, trabajadores de embajadas y disidentes políticos.

Desde Microsoft matizaron que el hecho de que haya víctimas de este software espía en un país concreto “no significa necesariamente que una agencia en ese mismo país” sea cliente de la empresa israelí, puesto que es habitual que se produzcan ataques con origen en terceros países.

De las más de 100 víctimas, aproximadamente la mitad se encontraban en territorio de la Autoridad Palestina y el resto en Israel, Irán, Líbano, Yemen, España (específicamente en Cataluña), Reino Unido, Turquía, Armenia y Singapur. Microsoft no ofreció más detalles sobre la identidad o naturaleza de las víctimas catalanas o del resto de lugares.

La empresa israelí que fabrica y vende este software malicioso se llama Candiru, según concluye una investigación del laboratorio Citizen Lab de la Universidad de Toronto (Canadá). Fue el trabajo de este centro el que alertó a Microsoft, con quien mantienen una estrecha colaboración, de la existencia de esta amenaza. “Candiru es una discreta empresa con sede en Israel que vende software espía exclusivamente a gobiernos”. Su herramienta es utilizada para “infectar y monitorizar iPhones, Androids, Macs, PCs y cuentas en la nube”, explicó Citizen Lab en su blog.

Según Microsoft, este tipo de compañías venden “paquetes” de software malicioso a agencias gubernamentales de todo el mundo para que estas puedan acceder sin permiso a computadores, teléfonos, infraestructuras de red y otros dispositivos de ciudadanos.

La empresa creadora del sistema operativo Windows lanzó esta misma semana una serie de protecciones digitales contra este malware destinadas a impedir que pueda actuar en los equipos que ya han sido infectados y a prevenir que se infecten nuevos dispositivos.

“Microsoft ha creado protecciones en sus productos contra este malware único, al que llamamos DevilsTongue”, dice la empresa en un comunicado. ”Hemos compartido estas protecciones con la comunidad para que podamos abordar y mitigar colectivamente esta amenaza”, sostiene la tecnológica, que también ha puesto en marcha una actualización de Windows para proteger a sus clientes de este software malicioso. Según Microsoft, DevilsTongue fue capaz de infiltrarse en sitios web populares como Facebook, Twitter, Gmail, Yahoo y otros para recopilar información, leer los mensajes de las víctimas y recuperar fotos.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Adblock test (Why?)

Microsoft asegura que una empresa israelí creó un ‘software’ espía que se usó en Cataluña

Imagen de la sede Microsoft en París.
Imagen de la sede Microsoft en París.Michel Euler / AP

Una empresa israelí especializada en vender a Gobiernos de todo el mundo software de espionaje creó un código maligno que ataca al sistema operativo Windows y que fue usado en España, concretamente en Cataluña, además de en otros países, según ha informado Microsoft en una entrada de su blog de ciberseguridad. La tecnológica explicó que este código malicioso (malware) fue usado contra más de 100 víctimas en todo el mundo, entre ellas políticos, activistas pro derechos humanos, periodistas, académicos, trabajadores de embajadas y disidentes políticos.

Desde Microsoft matizaron que el hecho de que haya víctimas de este software espía en un país concreto “no significa necesariamente que una agencia en ese mismo país” sea cliente de la empresa israelí, puesto que es habitual que se produzcan ataques con origen en terceros países.

De las más de 100 víctimas, aproximadamente la mitad se encontraban en territorio de la Autoridad Palestina y el resto en Israel, Irán, Líbano, Yemen, España (específicamente en Cataluña), Reino Unido, Turquía, Armenia y Singapur. Microsoft no ofreció más detalles sobre la identidad o naturaleza de las víctimas catalanas o del resto de lugares.

La empresa israelí que fabrica y vende este software malicioso se llama Candiru, según concluye una investigación del laboratorio Citizen Lab de la Universidad de Toronto (Canadá). Fue el trabajo de este centro el que alertó a Microsoft, con quien mantienen una estrecha colaboración, de la existencia de esta amenaza. “Candiru es una discreta empresa con sede en Israel que vende software espía exclusivamente a gobiernos”. Su herramienta es utilizada para “infectar y monitorizar iPhones, Androids, Macs, PCs y cuentas en la nube”, explicó Citizen Lab en su blog.

Según Microsoft, este tipo de compañías venden “paquetes” de software malicioso a agencias gubernamentales de todo el mundo para que estas puedan acceder sin permiso a computadores, teléfonos, infraestructuras de red y otros dispositivos de ciudadanos.

La empresa creadora del sistema operativo Windows lanzó esta misma semana una serie de protecciones digitales contra este malware destinadas a impedir que pueda actuar en los equipos que ya han sido infectados y a prevenir que se infecten nuevos dispositivos.

“Microsoft ha creado protecciones en sus productos contra este malware único, al que llamamos DevilsTongue”, dice la empresa en un comunicado. ”Hemos compartido estas protecciones con la comunidad para que podamos abordar y mitigar colectivamente esta amenaza”, sostiene la tecnológica, que también ha puesto en marcha una actualización de Windows para proteger a sus clientes de este software malicioso. Según Microsoft, DevilsTongue fue capaz de infiltrarse en sitios web populares como Facebook, Twitter, Gmail, Yahoo y otros para recopilar información, leer los mensajes de las víctimas y recuperar fotos.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Adblock test (Why?)