Nintendo podría dejar de fabricar su consola Switch en 2023

Nintendo Switch

El presidente de Nintendo, Shuntaro Furukawa, puso en duda la continuidad de la fabricación de su consola Nintendo Switch para 2023.

No se trata de que la fórmula de éxito de la consola esté sometida a alguna clase de evaluación o cuestionamiento. Más bien, este comentario de Furukawa se funda en su incertidumbre con respecto a la economía japonesa y la disponibilidad futura de los componentes necesarios.

Shuntaro Furukawa puso en duda el futuro de la Nintendo Swich

Las ventas de la Nintendo Switch cayeron un 23% con respecto al año anterior en el trimestre de abril a junio, de acuerdo a su último reporte de ganancias. Bajo la misma senda, se proyecta que al finalizar este año fiscal, en marzo de 2023, las ganancias de la compañía podrían caer un 29%.

La escasez de semiconductores y otros componentes clave para la fabricación de esta consola ha sido un factor que ha repercutido negativamente en la producción en masa de la Switch, que desde su lanzamiento en 2017 impulsó un sostenido crecimiento en las ganancias de Nintendo. Esta racha se rompió recién el año pasado, con una leve caída en su rendimiento comercial, que se ve potenciada ahora con los últimos reportes y sus para nada auspiciosas proyecciones.

En conversación con Nikkei, Shuntaro Furukawa comentó que aún a pesar del mejor escenario que se proyecta para el próximo año con respecto a semiconductores y componentes en general, el presidente de Nintendo señaló que la producción de la consola para 2023 se ve como algo “incierto”. “Mantener los precios bajos no nos causa ningún problema con la adquisición de repuestos. El problema es que la demanda supera la oferta”, declaró en la entrevista.

Fuera del factor relativo a sus proveedores, hay también un elemento financiero que influye en este escenario. “La debilidad del yen puede verse como un beneficio para Nintendo, ya que una gran parte de nuestras ventas proviene del extranjero, pero nuestros costos de promoción y personal en el extranjero también aumentan. Estamos haciendo más compras de inventario en moneda extranjera para contrarrestar eso”, explicó Furukawa.

Con una moneda local débil, las ventas domésticas de Switch resultan menos rentables para Nintendo. Sin embargo, la compañía no descansa sólo en la venta de nuevas consolas para sustentar la Switch. “Nuestros productos también incluyen software. Nintendo ha vendido más de 100 millones de unidades Switch hasta el momento, y es importante mantener el impulso de nuestro negocio en general”, agregó el presidente de la compañía.

“Tener un software exitoso también le da un impulso al hardware”, comentó Furukawa, señalando que proyectan un buen rendimiento comercial para nuevos títulos, como Splatoon 3, que saldrá en septiembre y Pokemon Scarlet and Violet, que se estrena en noviembre.

No se ve muy prometedor el futuro para la Nintendo Switch, si en suma consideramos tanto los reportes económicos, como por las mismas palabras del presidente de la compañía. Lamentablemente, esta consola pasó de proyectar un sostenido crecimiento a bosquejar una estrategia de supervivencia.


La noticia Nintendo podría dejar de fabricar su consola Switch en 2023 fue publicada originalmente en Wwwhatsnew.com por Nicolás Verdejo.