Textos automáticos creados por Inteligencia Artificial

Herramienta de productividad de escritura basada en inteligencia artificial

Muchas son las herramientas que tenemos disponibles actualmente para ayudarnos a mejorar nuestra gramática y sintaxis al momento de escribir un ensayo académico, un discurso o un correo electrónico en la empresa.

Sin embargo, hay una que ha llevado esto mucho más allá presentándose como una herramienta que no solo se encarga de la gramática y sintaxis de tu correo electrónico, sino que también se ocupa de estructurar su contenido por ti.

Se trata de Flowrite, una especie de Grammarly con esteroides cuyo desarrollo se encuentra sustentado en la IA, proceso en el cual se aprovechó el acceso temprano a la API GPT-3 de OpenAI.

Ya son más de 30 mil consumidores los que se encuentran en lista de espera para adquirir esta herramienta esperando que la misma les proporcione la eficiencia que buscan en todo lo relacionado a la creación de contenido de correos electrónicos.

Es así como Flowrite se circunscribe bajo el lema «bandeja de entrada cero» teniendo como objetivo la composición del correo electrónico a la velocidad del rayo, una función que podría resultarte útil si eres el tipo de persona que envía un montón de correos electrónicos estructurados todos los días.

¿Cómo funciona Flowrite?

Al momento de entrar en acción Flowrite procesa un conjunto de instrucciones para generar un correo electrónico estructurado y apto para la lectura. De esta manera, mientras otras herramientas como Grammarly trabajan en la ortografía y sintaxis de un texto ya hecho, Flowrite te ayuda a escribirlo, ocupándose también de estos aspectos.

En ese sentido, los modelos de IA usados en Flowrite fueron sometidos a un entrenamiento enfocado en la creación de correo electrónico.

De acuerdo con el Aaro Isosaari, CEO y cofundador de Flowrite, este enfoque se debió al tiempo que a este le tomaba la redacción de correos electrónicos.

De modo que, por el momento, el uso de Flowrite está más orientado a la comunicación profesional, dejando por fuera otros casos más amplios que involucren la redacción de textos.

Así también, Flowrite actúa adaptándose al contexto del correo electrónico que se desea crear y no es estática en comparación con las plantillas de correo electrónico existentes.

Añadido a esto, con Flowrite el usuario puede revisar el texto generado a fin de ajustarlo antes de enviarlo al destinatario, de modo que aun y con toda la sofisticación que pueda presentar esta herramienta el factor humano sigue siendo parte del proceso.

Podéis conocer más detalles en flowrite.com.

Si te ha gustado el contenido Invítanos a un café. ¡Gracias por seguir leyéndonos!
La noticia Textos automáticos creados por Inteligencia Artificial fue publicada originalmente en Wwwhatsnew.com por Alexander Alvarado.